Dioxido de Carbono en la sangre

Los niveles elevado de dióxido de carbono en sangre, hipercapnia, suele ir acompañado de un aumento en la respiración para lograr que esos niveles vuelvan a la normalidad. En general la hipercapnia, aguda o a corto plazo, se produce por la insuficiencia respiratoria o la disminución del intercambio gaseoso en los pulmones. La hipercapnia crónica se asocia con enfermedades pulmonares, como enfisema o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, también conocida como EPOC.

pulmones2

co202big La hipercapnia crónica ocurre durante días o semanas. En  enfermedades como el enfisema, los pulmones ya no son capaces de realizar un intercambio gaseoso eficaz y los mecanismos que suelen ayudar a administrar y adaptar los niveles de dióxido de carbono en la sangre tampoco funcionan con eficacia. La hipercapnia crónica puede ser causada por otros problemas corporales, como vómitos, convulsiones, deshidratación y antiácidos alimenticios u otros medicamentos o alimentos que contengan bicarbonato. Las enfermedades cardíacas, renales, hepáticas y algunos trastornos adrenales también pueden generar hipercapnia crónica. El tratamiento para cualquiera de estas enfermedades debe ser administrado por un profesional médico.

La exposición a los niveles elevados de dióxido de carbono en el aire puede ser otra causa de la hipercapnia aguda. Estos niveles de dióxido de carbono presentes en el aire que se inhala dificultan el intercambio de gases y resultan en la acumulación de dióxido de carbono en la sangre. La exposición se produce por condiciones atmosféricas, como la contaminación o los gases volcánicos.

Acidosis respiratoria

Es una afección que ocurre cuando los pulmones no pueden eliminar todo el dióxido de carbono que el cuerpo produce. Esto hace que los líquidos corporales, especialmente la sangre, se vuelvan demasiado ácidos.

Disminución del intercambio de gases

Para exhalar dióxido de carbono hacia la atmósfera, primero se debe extraer desde la sangre en los pulmones; este proceso se denomina intercambio de gases y depende de una cuidadosa combinación del flujo sanguíneo con los sacos de aire activos. El edema pulmonar, líquido en los pulmones, y otras lesiones pulmonares pueden disminuir el intercambio de gases y causar hipercapnia aguda.

Co2aL3K: Presentación

Número de catálogo Presentación
 299-30  6 x 30 ml
 299-17  5 x 100 ml
 299-50  4 x 500 ml
 299-55  1 x 500 ml
 299-80  1 x 1000 ml

Uso para el que fue diseñado

Para la medición cuantitativa IN VITRO de dióxido de carbono en suero y en plasma.

Resumen del análisis

Un nivel elevado de CO2 en la sangre es casi un sinónimo de acidosis respiratoria. Esto  último se limita a las condiciones clínicas con un aumento principal en dióxido de  carbono en el aire inspirado o una mayor producción metabólica de dióxido de carbono.

Una disminución en el nivel de CO2 en la sangre es casi un sinónimo de alcalosis  respiratoria. Esto último se limita a las condiciones clínicas con un aumento principal en  dióxido de carbono que puede provenir de una mayor ventilación pulmonar debido a ventilación mecánica o la estimulación del centro de control de la respiración. (1)

Las técnicas clásicas para la medición del dióxido de carbono (CO2) suponen la adición  de ácido para liberar el dióxido de carbono y la medición del dióxido de carbono  liberado de este modo mediante técnicas manométricas, de valoración o de análisis  volumétrico. Estos procedimientos son lentos y engorrosos. El análisis de dióxido de  carbono L3K ®  de Sekisui Diagnostics es un proceso enzimático, que emplea  fosfoenolpiruvato carboxilasa (PEPC) (2)  y un NADH análogo estabilizado, (3) que es fácil  de usar y aplicable al uso de instrumentos rutinarios de laboratorio.

REFERENCES/ REFERENCIAS

1. Tietz, N.W. (Ed.), Fundamentals of Clinical Chemistry, W.B. Saunders Co.,  Toronto, 636-638, 937 (1970).

2. Norris, K.A., Atkinson, A.R., Smith, W.G., Clin. Chem. 21 (1975).

3. US Patent #5,801,006

 

 

Publicado en Blog .