El Colesterol HDL y el Colesterol LDL

Estructura de la molécula de colesterol

El colesterol es un lípido que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados. Se presenta en altas concentraciones en el hígado, médula espinal, páncreas y cerebro. Pese a tener consecuencias perjudiciales en altas concentraciones, es esencial para crear la membrana plasmática que regula la entrada y salida de sustancias que atraviesan la célula.

El Colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad) se considera bueno ya que ayuda al cuerpo a prevenir las acumulaciones de grasa y Colesterol LDL en las arterias.

El HDL se adhiere a otras moléculas de colesterol en la sangre y las transporta al hígado para ser excretadas del organismo.

Altos niveles de este colesterol se asocian con un menor riesgo de ataques al corazón; los bajos niveles del mismo elevan el riesgo.

El  Colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad) es considerado malo, porque tener un índice alto de este colesterol en la sangre aumenta la probabilidad de acumular grasa en las arterias, obstruyendo de este modo el flujo sanguíneo y aumentando el riesgo de ataques al corazón y al cerebro.

Es necesario informar a los pacientes acerca del colesterol y advertirles sobre los riesgos de tener niveles altos del mismo así como recomendarles realizarse un chequeo anual para la detección de un nivel alto de Colesterol LDL (malo).

Aconsejamos prevenir niveles altos de LDL llevando una alimentacion sana, reducida en grasas, dejando de fumar y recordemos que hay que evitar el exceso de peso y realizar ejecicio físico.

Publicado en Blog and tagged , .